Las maravillas de desconectarse de la rutina

Viaja solo y descubre bellezas sin igual

Atrévete a conocerte y desconectarte de la tecnología

La rutina y la constante saturación de los medios son cosas que nos afectan más de lo que pensamos. Durante el día a día somos bombardeados con información que llega de todas direcciones y que nos obligan a participar. Algunas veces, lo mejor es desconectarse. Esta propuesta puede parecer radical, sobre todo si estamos acostumbrados a trabajar y comunicarnos a través de dispositivos móviles. Sin embargo, ¿has pensado en el bien que te puede llegar a hacer el eliminar tu disponibilidad un día? Yo lo hice y puedo asegurarte que fue una de mis mejores decisiones.

Desconectarse no se refiere solo a apagar tu teléfono y no prender tu computadora. Descubrí que se requiere de una separación total de la rutina a la que estamos acostumbrados. Afortunadamente, el encontrarse en un destino como la Riviera Maya ayuda mucho. La zona me permite salir de la urbe y adentrarme en lo más profundo de la selva tropical. Imagina estar rodeado del verde que se entremezcla con el café de la tierra y el azul del cielo. ¿Suena bien, no te parece?

¿A dónde fui para desconectarme?

Dentro de la selva de la Riviera Maya se esconden maravillosas joyas naturales. ¿Escuchaste alguna vez la palabra “cenote”? Estos antiguos pozos de agua fresca que se conectan entre sí a través de ríos subterráneos de asombrosa belleza. Para conocerlos mejor decidí embarcar en una aventura única y probar mi suerte viajando sola. Una excelente opción para lograrlo fue ir en una visita guiada a Xenotes.

blog-desconectarse-1

Entrarás en la Ruta de los Cenotes para visitar cuatro maravillosas estaciones que te dejan anonadado por su encanto. Creéme cuando digo que no hay lugar como este en otra parte del mundo. Presenciar lugares así te hace olvidar la monotonía de la vida cotidiana. Además, te harán apreciar los regalos que el planeta tierra nos ofrece y que no siempre valoramos lo suficiente.

¿Qué hice para desconectarme?

Primero que nada, deja el teléfono en casa. Durante el tour te acompañará un guía en todo momento que estará al pendiente de cualquier emergencia. De este modo, tendrás que preocuparte solo por disfrutar el día. La falta de señal y la exuberante vegetación que te rodea son una convincente invitación para que vivas el presente. ¡Aprovéchalo y zambúllete en el agua!

blog-desconectarse-2

El agua de los cenotes es fría, pero el día cálido y su esencia cristalina la hacen sumamente atractiva. Así que ponte un visor y sumerge la cabeza en el agua para descubrir este exótico mundo subacuático. No hay sentimiento que se comparte al mirar hacia abajo e intentar buscar el fondo rocoso de estas piscinas naturales. El agua podrá ser clara, pero la profundidad hará está tarea casi imposible.

Desconectarse te ayuda a divertirte                     

blog-desconectarse-3                 blog-desconectarse-4

En la actualidad estamos acostumbrados a divertirnos con nuestros dispositivos móviles. Ya sea viendo algo en Netflix, jugando en alguna aplicación y pasar horas dentro de las redes sociales. ¿Dónde quedó la diversión al aire libre y el deseo por la aventura? El viajar solo y desconectarse te motivará a probar nuevas cosas. Cosas que jamás habías intentado y que en el fondo, te harán sentir con vida.

Xenotes pondrá a prueba tus habilidades y tu gusto por la naturaleza con actividades como kayaking, rappel y tirolesas. Puedo asegurarles que realizarlas me dibujó una gran sonrisa en el rostro en todo momento.

blog-desconectarse-5

Desconectarse y viajar solo es una aventura que recomiendo ampliamente. Era justo lo que necesitaba para eliminar el estrés de la vida cotidiana al que vemos con ojos de costumbre. No soy doctora ni experta en las necesidades humanas, pero me conozco y sé cuando el cuerpo dice, “¡No más!”. Intenta hacer este ejercicio por lo menos una vez al mes, cambia la ruta y descubre el mundo natural.

Respirar aire fresco es el antídoto perfecto para darle un merecido descanso al cuerpo y al corazón. Despégate un momento del teléfono y lleva la mirada al frente, hay un mundo entero que espera que lo conozcas.

 

desconectarse-cover