Descubriendo las alturas del Cenote Iik’

El cenote de aire

Volando en el Oasis Maya

¿Recuerdas cuando eras niño? La vida se vivía en el momento, no tenías ninguna preocupación, lo más importante era experimentar cosas nuevas, reír, gozar, divertirte y dejarte llevar por tus emociones. Éso mismo volverás a vivir en el cenote de aire, Iik’.

 

Web

 

Entre caminos ocultos en medio de la selva de Quintana Roo, llegarás al Oasis Maya, un sitio sagrado con una historia milenaria de la cual formarás parte. Te recibirán senderos llenos de vegetación, majestuosos árboles,  un sinfín de plantas y seres vivos. Aprovecha cada momento, admira tu alrededor, observa cada detalle y descubre formas y texturas que jamás antes habías visto. Conéctate contigo mismo y siente la naturaleza. Pide permiso a los aluxes para disfrutar este sitio que protegen. La aventura está por comenzar.

 

Web

 

Ponte el chaleco y camina hacia uno de los cenotes abiertos más bonitos de la selva maya. Cuando llegues podrás disfrutar de su espejo de agua, en el cual se reflejan las nubes, echa a volar tu imaginación y piensa que estás en un sueño donde puedes volar y comerte las nubes como si fueran algodón de azúcar.

 

Web

 

Ahora sí, prepárate para emprender el vuelo, pues entrarás al cenote desde las alturas, en tirolesa. Al lanzarte, sentirás el viento correr y disfrutarás como cuando eras niño. Cae al agua y siente su temperatura, voltea a tu alrededor, respira el aire puro que exhalan sus lirios y admira una vez más la belleza del cenote. Nada hacia el otro extremo, sube y vuelve a experimentar esa sensación.

 

Web

 

Por último, es tiempo de dejar tus miedos atrás, sube a la primer tirolesa donde comenzaste y sin pensarlo salta al agua. Siente el vértigo y esa descarga de adrenalina que te hará sentir renovado. Vive un reencuentro contigo mismo, con la naturaleza, con la vida.

 

Para que disfrutes al máximo tu visita al cenote Iik’ te recomendamos lo siguiente:

  • Tómate un minuto para admirar la belleza de los árboles y de la naturaleza.
  • Escucha al guía para que te enteres de los secretos de éste cenote. 
  • Si traes cámara, asegúrate de que traigas una correa para que permanezca siempre contigo. 
  • El fotógrafo está captando todos tus movimientos, así que recuerda sonreír para la cámara desde las alturas. 
  • Recuerda respetar el límite marcado por los lirios y evita alterar la vida silvestre.
  • Admira el cenote mientras nadas hacia afuera.