8 reflexiones que tuve durante el Tour Xenotes

¿Qué es vivir la experiencia en Tour Xenotes? ¡Descúbrelo!

 

Amigos, venir a la Riviera Maya es un paraíso y garantía de pasarla bien. Pensar en venir a Cancún es disfrutar el sol, el mar, albercas y naturaleza. Aunque podemos pasarla de maravilla por nuestra cuenta, siempre es recomendable adquirir un tour todo incluido para llegar a lugares más lejanos y caminos ocultos.

El Tour Xenotes es ideal para adentrarse en la selva y realizar actividades extremas como rappel, tirolesa, kayak, snorkel y saltos de altura, claro, siempre con las precauciones, equipo necesario y asistido por expertos; sin olvidar el comfort y seguridad que todo está planeado para que te sientas muy cómodo realizando todas las actividades. 

 

Te puede interesar: El Día Que Conocí un Cenote en la Riviera Maya

 

El día de hoy te platicaré 8 cosas sobre esta experiencia en Tour Xenotes que van más allá de disfrutar los paisajes y actividades. Hay que sumarle dos importantes variables:

-Tomé el tour sola, sola…solita (sin amigos, familiares, ni nada)

-Y tocó un día lluvioso… comencemos:

 

1.- Vámonos a las 9:00 am 

Desde primera hora las aventuras comenzaron a surgir, normalmente tardo 25 minutos en llegar al lugar indicado, sin embargo ese preciso día el transporte tomó más de lo esperado y desde ahí me comenzaron los nervios y dudas sobre “¿qué pasa si no llego? ¿se va a ir la van? ¿me van a dejar? ¿ y si ni siquiera notan que no estoy?”… vaya… muchas preguntas pasaron en menos de 2 minutos por mi cabeza.  Posteriormente la van que tomé me dejó una cuadra después de lo normal porque hubo una desviación ajena a nosotros. Admito que a partir de este punto comencé a correr y ni siquiera quise ver el reloj, sólo corrí esperando ver a lo lejos el transporte del tour.

Experiencia en Tour Xenotes: reflexiones de mi primera visita

(sí, soy yo corriendo)

 

 

¡Logrado! Llegué y la van de Xenotes aún estaba en tiempo para salir.

 

2.- Conociendo a mis compañeros de tour

Al subir  ya estaban aproximadamente 13 personas y claro, ingresé con un poco de pena, en silencio y queriendo pasar desapercibida.  Es muy probable que el primer contacto que tenemos con nuestro grupo sea con muchos silencios, es comprensible, no nos conocemos, no sabemos qué idioma hablan: español, inglés, francés, portugués… imposible saberlo con solo verlos. 

Hasta ese momento nuestro guía Manuel fue “mi único amigo”, muy amable nos contó brevemente las actividades del día, nos colocó el brazalete para identificarnos y nos dijo que en la selva todos nos mantendríamos en grupo y en dado caso que uno se llegara a perder tendríamos que hacer un sonido característico, él nos nombró “Mayan Monkeys o Monos Mayas así que nuestro sonido era algo así como “ii ii “ (espero me haya dado a entender ).

 

3.- ¡Llegamos!

Después de aproximadamente 25 minutos llegamos al primer cenote, en donde nos pidieron darnos un regaderazo (con agua extraída de los cenotes) para enjuagarnos cualquier químico que podamos tener en el cuerpo por cremas, shampoo, bloqueador, maquillaje, etc. Por respeto, ya que hay comunidades aledañas que aún consumen el agua que atraviesa los mismos canales que llegan a los cenotes.

Manuel, mencionó que el agua estaría a unos 24 C° aproximadamente, yo la sentí como a 15C°, jamás me esperé hacer esta cara al sentir el agua:

Experiencia en Tour Xenotes: reflexiones de mi primera visita

(yo dándome un regaderazo con agua a 15 C°)

4.- ¡La aventura comienza!

Una vez que llegamos a la actividad del cenote comenzaron los nervios, varios de ellos incluyen alturas y vértigo, como saltar desde una piedra de 7 metros al cenote ii’k o rappel en el cenote Lu’um, fue un momento ideal para decirle “ALTO” a mis miedos y … ¡saltar!

Experiencia en Tour Xenotes: reflexiones de mi primera visita

 

En mi experiencia los saltos se sienten E-TER-NOS   (aunque viendo los videos, no son más de dos segundos). y los defino en  tres partes:

1.- ¡Puedo volar!

2.- Oh, tengo mariposas en el estómago

3.- Splash.

 

5.- Y si llueve… ¿qué hago?

Saliendo de cada cenote caminamos entre la naturaleza hacia una palapa en donde nos reciben con chocolate caliente, café, pan dulce y frutas de temporada. A mi, las aventuras extremas me dan mucha hambre. ¿te acuerdas que mencioné que nos tocó un día lluvioso? al principio me desanimé un poco, imagínate estar en la experiencia en Tour Xenotes en donde pude haber tomado fotos increíbles bajo el agua y que estuviera nublado…la verdad es que me enfoqué en lo positivo y descubrí que somos pocos los afortunados de poder encontrar miles de maravillas escondidas que se dejan ver entre cada gotita de lluvia.

Experiencia en Tour Xenotes: reflexiones de mi primera visita

Te puede interesar: La Leyenda Maya del Chechén y Chacá

 

6.- Cuarto y último cenote, nuevas experiencias

Volvimos a llegar al momento de la aventura ¿qué me dicen de la incertidumbre de nadar en algo tan profundo y desconocido? Inevitablemente mi mente comienzó a crear escenarios para asustarme, pero no hay nada que temer, sólo hay pececitos y ¡tuve suerte! vi algunas tortugas y la hermosa flora y fauna de la vida submarina.

Cada tipo de cenote que puedes conocer en el tour tiene una historia y edad diferente, unos son muy muy viejos, otros sólo viejos, entre más cubiertos estén más nuevos son.

El guía es quien poco a poco nos va narrando historias, mitos y datos curiosos sobre cada camino que tomamos. El ambiente entre las personas comienza a ser más empático, incluso hay comentarios y chistes.

 

Experiencia en Tour Xenotes: reflexiones de mi primera visita

(¿alcanzan a ver al pequeño pez?)

 

7.- Todos nos volvimos amigos

En conclusión, vayas acompañado o solo, haya sol, lluvia o cualquier otra variante, podrás vivir grandes aventuras, superar algunos miedos y obtendrás unas fotos padrísimas que tomarán los fotógrafos mientras tu disfrutas de la jungla en la experiencia en Tour Xenotes.

 

Experiencia en Tour Xenotes: reflexiones de mi primera visita

 

8.- Tip personal: ya estás aquí, hazlo todo, toma las oportunidades y ¡atrévete a saltar! 

En verdad ya te desplazaste desde tu hogar cientos o miles de kilómetros, dime ¿en qué otra situación cotidiana podrías saltar a un cenote un lunes, martes o miércoles cualquiera? la cantidad de actividades que te permite el Tour es insólita: realizar kayak en un río muy tranquilo, hacer rappel hacia un cenote o ponerte de cabeza como “spider-man” en la tirolesa. Todo es muy seguro, las actividades siempre están asistidas por expertos…  venga, anímate a hacerlo.

Al final del día, quedan muchos buenos recuerdos, un estómago lleno, un corazón contento y un nuevo grupo de amigos, incluidos tu fotógrafo favorito  y el guía.

 

Experiencia en Tour Xenotes: reflexiones de mi primera visita

( Mayan monkeys)

 

Por cierto, no te conté sobre la deliciosa sopa, baguettes y postres que disfrutamos entre el tercer y cuarto cenote. En verdad fue un manjar. Disfruté mucho poder compartir con personas de diferentes edades y nacionalidades esta gran experiencia en Tour Xenotes.

Y tú ¿qué fue lo que más disfrutaste del Tour Xenotes?

 

Vinisa Romero

Le gusta aventar burbujas, ver atardeceres, disfrutar la lluvia, pintar con gises, jugar, cuidar perritos y tomar fotos