7 cosas que aprenderás del otro al viajar en pareja

Parejas viajeras comparten sus testimonios

Hagan sus maletas y prepárense para tomar nota el uno del otro

Viajar en pareja es una forma maravillosa de detener el tiempo. Te permite conectar a un nivel diferente, libre de distracciones y si el destino es nuevo para ambos, fuera de sus zonas de confort. Ya sean dos días o un mes, viajar en pareja deja a la vista nuestras peculiaridades y las pone sobre la mesa de maneras inesperadas.

Esto puede poner nervioso a cualquiera, pero no hay nada más placentero que poder decir: te conozco, me conoces.

Mi mamá fue asistente de vuelo una parte importante de su vida. Pudo a través de este oficio, llevar a mi papá (su novio en aquella época) a conocer el mundo. De ellos aprendí la importante conexión que puedes establecer con tu pareja si te decides a comprar ese pasaje.

Así, convencida de que es una experiencia de carácter revelador, les pedí a algunas de las parejas más aventureras que conozco, que me compartieron detalles que pudieron conocer de su pareja a través de las maletas, los vuelos y las carteras e itinerarios apretados:

1. Viajar en pareja les permite conocer sus otras facetas

Desastre en casa, orden de viaje

“En el día a día (en la casa), Ale es súper desordenado y mal organizado. Pero siempre que viajamos, él es el que lleva el itinerario. Tiene más experiencia viajando por su trabajo y se sabe organizar mejor en cuanto horarios, hoteles, vuelos. Realmente eso es lo que me impresionó porque en casa siempre es un desastre y cuando viajamos la primera vez, él fue el que llevó la batuta y me demostró que sabe hacer esas cosas”.

Ale&Kim, 8 meses comprometidos.

Viajar-en-pareja-xenses

“Relax mode on”

“Lo que más he aprendido en los viajes con Dani es que fuera de la rutina es mucho más paciente y flexible. Un par de veces nos hemos equivocado cañón de dirección (grave, de caminar 10 cuadras largas yucas o newyorkinas hacia el otro sentido) y pues los dos nos relajamos y ni modo, ahora a caminar 20. Pero no creo que ese “relax mode” sucediera en el día a día”.

Dani&Citlalli, 4 años de novios.

Su manejo del dinero

“Viajando con mi novia me di cuenta de lo coda que es, a pesar de vivir una vida cómoda. Se había llevado una cantidad de dinero bastante grande cuando fue a visitarme a Aspen, Colorado. Fuimos de compras, a un partido de béisbol, a diferentes ciudades y jamás pude convencerla de que estaba bien gastar más de 15 dólares al día. Me sorprendió que no quisiera ni comer bien, ¡todo por ahorrar!

En los últimos días del viaje le quedaba casi la mitad del dinero y tuve que tomar cartas en el asunto. Le tuve que hacer coco wash respecto a que no era despilfarradora por utilizar el presupuesto asignado al viaje, la llevé nuevamente de compras (acompañándola muy de cerca) y el último día, fuimos a cenar a un restaurante mexicano donde por fin comió algo decente. Aunque, ahora que pasamos por situaciones económicas difíciles, debo decir que es una gran cualidad”.

Poncho&Ale, 3 años de novios.

Viajar-en-pareja-laguna

¿Necesitas una ayudadita para empezar a ahorrar? Checa nuestros tips para ahorrar y viajar más.

2. Lo que odian de sí mismos

Espejito, espejito

“Llevábamos como seis meses, nos quedamos en Chicago y en la habitación había un espejo muy grande donde mi novia se arreglaba. Me di cuenta de que se vestía muy rápido, era menos de un minuto lo que pasaba frente al espejo y muy de lejos.

Después de unos días le dije que no había prisa, que se podía tomar su tiempo. Jamás se me va olvidar lo que dijo después. Me dijo que no le gustaba verse de cerca en el espejo porque odiaba todas sus arruguitas y que prefería no verse mucho para no deprimirse. Yo solo pensaba, ¿en serio? Entonces le dije que usaba gorra tan seguido para ocultar que próximamente seré calvo”.

Roberto&Julia, 8 años de novios.

3. Viajar en pareja saca a la luz lo que es para ellos el amor

No le sonríe así a las flores

“Era un viaje de negocios y viajamos seis días a Los Cabos. Por suerte hemos tenido una relación bien larga y bonita pero me había dicho que ya no era detallista. Decidí ‘ponerme las pilas’ y le eché ganas al verbo durante el viaje y le compraba flores, cosas para su familia. Todo eso como que le daba igual. En los 6 días que estuvimos ahí, las veces que Karen más sonreía era cuando yo llegaba al hotel después de las juntas. No le sonreía así ni a las flores ni a los cien souvenirs que le llevaba.

Ahí me cayó el veinte de que para ella, que la quiera significa estar ahí con ella y eso me hubiera ahorrado mucho dinero en imanes.”

Marco&Karen, 2 años comprometidos.

4. Delatan sus estilo de vida

Austera V.S. lujoso

“No le gusta viajar austero. Al viajar en pareja noté que le encanta la atención de primer nivel, le encanta que nos quedemos en los mejores lugares y yo soy todo lo contrario. Yo me puedo quedar en un hostal, puedo ir a acampar pero Dan no. Dan odia acampar y se tiene que quedar en un resort con cien diamantes. A veces sí me gustaría que fuera más sencilla la situación, pero aprendí que no es su estilo e igual es padre que me apapachen así que no me quejo”.

Dan&Daira, 5 años de novios.

viajar-en-pareja-selva
5. Sus personas más queridas

Ocupan un espacio en mi mente

“Yo procuro tener los números de las personas en las que él piensa cuando está de viaje. Es raro pero prometo que es útil… llegábamos al hotel por la noche y le llamaba a su mamá, cuando íbamos de compras entraba a tiendas específicas pensando en ciertas personas. Le ponía atención a esos detalles porque al final del día son esas sus personas más queridas y eso me interesa. Son personas que ocupan un espacio en su mente estando en otro continente pasándola súper, eso es importante y es otra manera de conocer a tu pareja”.

Emiliano&Elías, 1 año de novios.

6. Viajar en pareja demuestra cómo manejan del estrés

“Respiración de Atocha”

“Obviamente viajar en pareja es difícil pero como yo quería sorprender a Nacho pues me aventé. Imagínate que fue en ese viaje donde descubrí que era disléxica porque terminé confundiendo los horarios de los trenes. Mi pobre novio siguiendo un itinerario chueco por tres días. Desde el primer error yo la verdad me puse muy nerviosa y no quería seguir guiando, me explotaba la cabeza de estrés y me moría de pena.

Nacho sin embargo, fue mi héroe: jamás me gritó o mostró hartazgo. Siempre que me ponía a llorar después de arruinar algo (como cinco veces en el viaje), me agarraba de los hombros y me ayudaba a respirar. Cuando me calmaba, en lugar de él resolverlo todo, como que me hacía reflexionar sobre las opciones para rescatar el día y dejaba que yo fluyera con el siguiente paso. Nos comprábamos cualquier cosa con azúcar y seguíamos adelante.

Ahora que estamos casados, cada que nos sale humo del estrés, nos decimos ‘Okay, calma. Respiración de Atocha’. Atocha es una estación de trenes en Madrid. Me estrenó como disléxica y me dejó ver la paciencia de mi ahora esposo”.

Nacho y Natalia, 10 años de casados.

El viaje en pareja más memorable: 5 maneras de pedir matrimonio en la Riviera Maya.

7. Las actividades que prefieren hacer solos

Experiencia propia: si no viven juntos aún, pasar 24/7 con tu pareja puede llegar a parecer abrumador. La primera vez que yo viajé con mi novio de tres años, me descubrí sintiendo como una intrusa en ciertos espacios de la habitación. La cocina era uno de ellos. No es ningún secreto que mis aptitudes culinarias dejan MUCHO que desear, y él siendo un estudiante de gastronomía se siente a sus anchas.

Pasar tanto tiempo con él, fuera de la rutina, me hizo entender que hay ciertas actividades, ciertos espacios que son “muy suyos”. Esto no significa que no disfrute de mi compañía, sino que es una persona que disfruta de mi compañía pero no la necesita. Es una realidad que me hace muy feliz.

Viajar-en-pareja-playa

Si se preguntan porqué no incluí una historia de mis papásla asistente de vuelo y el ingeniero debo decirles que sí lo intenté. Su respuesta fue breve y aún así, lo leo entre líneas en cada testimonio:

 

“Juntos la vida nos sabe mejor”

Arturo&Leticia, 29 años de casados.

 

Recolecté un total de 7 testimonios de parejas. Todas sin excepción, estuvieron de acuerdo en que viajar en pareja es una experiencia renovadora y obligatoria sin importar la lejanía del destino o el presupuesto.

¿Te identificaste con alguna? ¡Cuéntame en los comentarios!

 

Viajar-en-pareja-pin

Ale-Arroyo-blog-xenotes

Nacida en el paraíso. Apasionada por contar historias, el teatro, la danza y el arroz con leche de mi mamá.